Consideración de las mascotas como bienes muebles y su tratamiento en los divorcios

91 690 80 54
Consideración de las mascotas como bienes muebles y su tratamiento en los divorcios

Como abogados de divorcios de Fuenlabrada sabemos que las mascotas son objeto de discusión durante los procesos de divorcios. En ocasiones los miembros de la pareja se plantean la custodia compartida. En el derecho español existe una sentencia en la cual el juez estableció la custodia compartida de un perro, se trata de la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº  2 de Badajoz,  de 7 de Octubre de 2010.

Lo primero que debemos entender es que los perros y los gatos son considerados bienes muebles en virtud del artículo 333 del Código Civil. Por lo tanto, al ser considerado con este título, el animal tiene el mismo tratamiento que una pertenencia del matrimonio o de uno de los cónyuges.

Los abogados divorcios en Fuenlabrada os resumimos los supuestos que pueden darse: la mascota podría haber sido adquirida por uno de los cónyuges antes del matrimonio, en este caso el animal sería propiedad de este cónyuge y el otro miembro de la pareja no tendrá ningún poder decisorio sobre el destino de la mascota.

Si el animal se adquirió después de la celebración del matrimonio, la titularidad del animal depende del régimen económico matrimonial. En caso de separación de bienes, el animal será de quien lo adquirió y debe demostrarlo con la cartilla de vacunaciones o factura de compra a su nombre. En caso de sociedad de gananciales, la propiedad del perro es compartida.

Somos conscientes de que, en desgraciadas situaciones, los perros o gatos son maltratados como acto de venganza hacía el otro miembro de la pareja. Desde AARM- Rodríguez y Macías Abogados os recordamos que el maltrato animal debe ser denunciado a las autoridades, ya que es sancionable dentro del derecho penal por la Ley 1/1990, de 1 de febrero, de Protección de los Animales Domésticos.

haz clic para copiar mailmail copiado