Publicado: 25 de Agosto de 2016

El Tribunal Supremo, en virtud de Sentencia de 15 de junio de 2016, insiste en la jurisprudencia creada por su Sentencia de 29 de abril de 2013, reafirmando que  la custodia compartida de los hijos ha de considerarse el sistema normal y deseable de custodia parental tras la ruptura de la pareja, esto es, queno es una medida a acordar con carácter excepcional como anteriormente se consideraba, y ello por cuanto es el sistema de guarda que posibilita en mayor medida el derecho que los hijos tienen a estar y relacionarse con ambos progenitores,como consecuencia de dichas situaciones de ruptura, si bien dicho sistema ha de ser el aconsejable por las circunstancias concurrentes y mientras estas perduren.  Constituyendo la novedad de la sentencia de 15 de junio de 2016 que dicha custodia compartida no se puede acordar por el Juez por decisión propia sin que alguno de los progenitores se lo haya pedido expresamente, y ello aunque esté muy convencido de su pertinencia.

Si desea mayor información acerca de la custodia compartida y sus requisitos así como de cualquier otro tema familiar no dude en pedir cita con nuestro departamento de Derecho de familia, que cuenta con miembro de la AEAFA (Asociación Española de Abogados de Familia).