Publicado: 8 de Octubre de 2015

Para la protección jurídica de la infancia y adolescencia se ha publicado recientemente una reforma del sistema de protección de menores a través de la Ley de 28 de julio, de Protección a la Infancia y a la Adolescencia y su correspondiente Ley Orgánica 8/2015.

En virtud de la misma, entre otras materias, se ha realizado una interesante reforma en materia de adopción, en la que, entre otras medidas, se regula con detalle la capacidad de los adoptantes incorporándose una definición de la idoneidad para adoptar; y creándose la figura de la guarda con fines de adopción y la tan comentada adopción abierta, que permite mantener al adoptado relación con su familia de origen a través de visitas o comunicaciones, lo que ha de ser acordado por el juez y se refuerza el derecho de acceso a los orígenes de las personas adoptadas.